El cabello seco es definitivamente algo que quieres tomarte enserio. Cuando se deja sin tratar, puede potencialmente dirigirse al daño y al quiebre. Para prevenir esto, es importante reparar y nutrir el cabello desde el principio, y antes que se ponga peor.

De todos los esenciales de belleza que existen, tu acondicionador es uno de los más subjetivos. Esto, pues el cabello fino, grueso, texturado o graso, todos necesitan un tratamiento completamente distinto. Puedes determinar tu tipo de cabello en esta nota.

Sin embargo, si hay algo en que todos los cabellos pueden coincidir, es que un buen acondicionador hace la diferencia entre un día de mal cabello, y un gran día (aunque solo salgas a comprar a la esquina).

¿Por qué debo usar acondicionador?

El cabello seco puede ser realmente un dolor de cabeza, ya sea el frizz o puntas partidas, rizos caídos u opacidad, cada día con cabello seco es como caminar sobre una cuerda floja intentando mantenerlo suave y limpio sin dañarlo. De modo que dejarlo sin tratar, el cabello seco puede volverse más propenso al quiebre, que además puede verse exacerbado por el calor de la plancha y la exposición solar.

Para combatir esto, busca un super champú y acondicionador que estén específicamente hechos para el cabello seco. Así, debes buscar ingredientes ultra hidratantes como oleos, así como ingredientes fortalecedores como x.

También, es ideal evitar ingredientes limpiadores que le quiten a tu cabello sus oleos naturales y lo dejen sediento por más (es el camino a un cabello oleoso)

El cabello seco es comúnmente más poroso, por lo que el agua se evapora más rápido. La idea es que busques una fórmula que nutra pero que sea liviana, que sirva para desenredar e hidratar sin dejar aplastado el cabello. De modo que el producto correcto puede ser un paso vital en preservar la salud del cabello, especialmente en los meses de invierno, restableciendo el balance luego del lavado.

En palabras simples, el acondicionador mantiene tu cabello suave, fuerte e hidratado. Está lleno de vitaminas, minales y proteínas para fortalecer tu cabello, todos los cuales entrar en cada hebra de cabello para nutrir mientras revierten el daño y perdida de humectación.

Así, el acondicionador fortifica la cutícula capilar con una capa protectora, permitiéndole al cabello seguir creciendo sin quebrarse fácilmente. Pasa que

cuando el cabello está expuesto al mundo exterior, la cuticular –que es la capa exterior, se va dañando hasta que se rompe, de manera que el acondicionador viene a rellenar esas grietas y recubre el cabello para asistir a la cutícula.

Un acondicionador para tus necesidades

¿Hay algo más satisfactorio que encontrar un ultra hidratante y denso en nutrientes acondicionador que tu cabello simplemente se lo bebe todo? Para quienes tienen cabello seco, puede ser como encontrar un match perfecto 1313.

Aunque seamos honestes, no existe una talla única cuando se trata de acondicionador. Mientras que sí, un acondicionador genérico puede hidratar tu cabello, si no estas usando un producto hecho para tu tipo de cabello o necesidades específicas, puede no solo estar perdiendo la oportunidad de un cabello matador, sino qe puedes estar incluso causándote daño.

Pero tranqui, en AMORA estamos para ti (y tu pelito precioso). Para los cabellos secos ya tenemos un champú del que puedes leer más aquí. Pero es esencial que este tipo de cabello se apoye de un acondicionador especialmente para cabello seco que prevenga el daño futuro.

el acondicionador usualmente se usa luego del lavado y está destinado a remplazar la hidratación perdida por el champú. Además, suaviza la cutícula capilar para reducir los nudos, aumentar el birllo, disminuir la estática y hacer tu cabello más manejable.

Cuando estos ingredientes se combinan, reponen la hidratación del cabello luego de que el lavado haya eliminado algunos de los aceites naturales.

Así, las hebras que alguna vez fueron secas, frágiles y propensas al quiebre, con el correcto acondicionador se transforman en un cabello lleno de vida y fuerte.

Ingredientes:

Olivem 1000 Como base de este acondicionador usamos Olivem 1000, un emulsionante vegetal derivado de oliva y azúcar, Alcohol cetilico, un ingrediente derivado de palma y del coco que previene la deshidratación y Emulpharma Coreosome, un ingrediente emulsionante (permite limpiar el aceite con agua) que proporciona hidratación de larga duración.

La Manteca de Karité es un must si tu cabello está seco y necesita un shock de humectante. Ayuda a que la fibra capilar permanezca hidratada y con brillo, proporcionando humedad desde la raíz, donde se absorbe facilmente sin obstruir poros o dejar sensación de pesadez.

Pero no solo es indicada para cabellos secos, sino que aquellos que necesiten más humectación como los cabellos rizados que necesitan más agua para mantener esos bucles soñados.

Toda esta hidratación mantendrá protegida la fibra capilar de los daños solares, al crear una capa contra los rayos ultravioletas.

Con adición de Aceite de Almendra, revitaliza y suaviza el cabello desde la raíz. Este nutritivo oleo es alto en ácidos grasos como el Omega 3 y el Omega 6, y está cargado de antioxidantes que regeneran y rejuvenecen todo el cabello. Estos nutrientes fortalecen y reducen las indeseadas puntas abiertas, compensando la pérdida de volumen por daños.

El aceite de almendras contiene altas cantidades de vitamina E, un antioxidante natural que combate el estrés ambiental sobre el cabello, como por ejemplo el exceso de exposición a los rayos del sol, ya que proporciona protección solar (SPF 5) de forma natural. Los ácidos grasos omega 3, 6 y 9 que contiene, te ayudarán a proteger el cabello de los efectos dañinos del sol, sobre todo en verano, reparando la queratina natural de tu cabello, impidiendo su deterioro y la apariencia mate.

Es un gran aliado de los cabellos encrespados que con su uso lucirán mucho más lisos y pulidos.

Este aceite vegetal tiene la propiedad de mantener la humedad del cabello y del cuero cabelludo, por lo que te ayudará a combatir los picores y la acumulación de células muertas vinculadas a los problemas de caspa.

Si hidratas tu cuero cabelludo con él, proporcionarás a tu cabello vitaminas y minerales fortalecedores en su raíz, lo cual evitará roturas excesivas y hará que crezca sano. (acofarma, s.f.) (mejorconsalud, 2021)

Aceite de argán

Inulina

Fitoqueratina vegetal

Hidrolato de romero

Aceite esencial de romero

Estimula la circulación propiciando el crecimiento, fortaleciendo las raíces y mejorando la estructura capilar del pelo fino y quebradizo. Además, favorece la oxigenación de los folículos pilares del cuero cabelludo y a la vez que estimula el crecimiento.

Además, aporta brillo y nutrición y es ideal para las melenas oscuras ya que tiene propiedades que ayudan a profundizar las tonalidades más oscuras.

Trata la caída y los problemas de alopecia, según varios estudios en hombres y mujeres, resultando más poderoso que el minoxidil, un fármaco que trata la alopecia androgenética.

Se dice que es capaz de cubrir el color de las canas de una forma sutil, al mismo tiempo que aporta un brillo inigualable al cabello que puede camuflar los mechones plateados.

Es capaz de rejuvenecer el cabello y devolverle la suavidad, el brillo, la fuerza y un grosor saludable.

Este aceite esencial equilibra la producción sebácea en el pelo y puede tratar las escamas que se producen por la caspa. (glamour, s.f.)

Redactado por Cata Quiroz,

Equipo AMORA.


Dejar un comentario